Opiniones

Bruselas en 3 días!!

11:30 Estilo Curiosité 0 Comments


Bélgica, en verdad el Reino de Bélgica, es un país muy pequeño, pero de un desarrollo impresionante. Podría contarles de su importancia como miembro fundador de la Unión Europea y la cantidad de edificios de sus instituciones principales (y de la OTAN) que encontramos distribuidos por sus ciudades… Sólo que no es eso de lo que quiero hablar con ustedes.

Recorriéndola, descubrí la capital de este país y uno de los lugares más fantásticos que conocí en mi vida. La ciudad de Bruselas.

Allí la historia se emparenta con lo actual y se camina a cada paso. Te lleva al pasado, pero el presente es igual de importante. La construcción de sus edificios históricos es sorprendente y, aún así, es una ciudad futurista.

Me asombra la forma en que conviven ambas cosas. Momentos surrealistas en los que entraba a la catedral o alguna de sus galerías y el entorno se convertía en un túnel del tiempo por el que, de repente, me rodeaban los empresarios con sus maletines y todo se convertía en una película de ciencia ficción.

Si bien no tiene esa belleza de París, por ejemplo, la sensación de viaje en el tiempo y la vida en monarquía conviven de una forma que no paró de sorprenderme. Se conjuga y es potente.

Su aroma a chocolate me acompañaba al recorrerla, y así tuve la oportunidad de conocer una serie de lugares que, aunque no los hemos escuchado nombrar mucho en nuestro país, me parecieron realmente hermosos y por eso quiero compartirlos con ustedes.

. Catedral de San Miguel y Santa Gúdula

Cerca del hotel donde nos alojamos, encontramos el casco histórico de Bruselas. Entre todos los imponentes edificios que la componen, nos deslumbramos con esta catedral de estilo gótico cuya construcción se inició a comienzos del siglo XIII sobre construcciones previas del siglo XI.

Cada uno de sus detalles me pareció admirable. La manera en que la luz atraviesa sus cristales, las criptas románicas que contiene, sus esculturas. Y como si todo eso fuese poco, una hermosa arboleda acompañándola con tonos otoñales.

. Grand-Place

Su famosa plaza central. Un lugar histórico de belleza inigualable. Es el sello de la ciudad y Patrimonio de la Humanidad desde 1998 por la Unesco.

. Iglesia de Nuestra Señora de Laeken (Notre Dame de Laeken)

Es una auténtica maravilla del estilo neogótico del siglo XIX y el panteón de la familia real belga. Contemplarla a la distancia emociona de tanta belleza y hace que sea imposible no acercarse para conocerla por dentro también.

. Castillo Real de Laeken

En el barrio de Laeken, al noroeste de la ciudad, se encuentra este castillo, actual residencia de la familia real belga. Fue construido a finales del siglo XVIII y restaurado casi por completo en 1873. Originalmente, era apenas una residencia de verano.

Para mí fue sorprendente ver el tiempo que nos llevó recorrer la totalidad de sus terrenos, pero sin duda fueron sus invernaderos los que me quitaron el aliento. De un bonito estilo clásico, alberga una impresionante colección de plantas que, dicen, contiene ejemplares pertenecientes a la época de Leopoldo II.

. Atomium

Un monumento muy famoso en toda Bélgica. Representa a un cristal de hierro y fue creado en 1958 para la Feria Mundial. Simple y elegante, es un muy buen reflejo del ingrediente futurista que impregna toda la ciudad.

. Basílica del Sagrado Corazón

Como dije desde un comienzo, esta es una ciudad de contrastes, y aquí me enamoré de uno más. Esta basílica es de estilo Art Deco y, aunque su construcción finalizó en el siglo XX, fue Leopoldo II en 1905 quien colocó la primera piedra de su fundación. Esta demora se debió nada más, ni nada menos, que a ambas guerras mundiales.

. Galerías Reales de Saint Hubert

Aquí mi corazón dio un vuelco. Desde niña, siempre soñé con tener un techo de cristal. Un sueño que mantengo hasta el día de hoy!! Y en estas galerías me encontré, sin saberlo, con uno exactamente como el de mis sueños. Es simplemente bellísimo.

Lo mejor es que en estas galerías encontrás de todo!! Montones de cosas para deleitarnos como mujeres.

La verdad es que, cuanto más conozco, más pequeña me siento en la inmensidad del mundo. Cada día que pasamos se convierte en historia. Cómo me gustaría detener el tiempo en algunos momentos!!

También puede gustarte

0 comentarios:

Dejanos tu comentario!!