ExperienciasConEstilo

Movimiento de escape y salvación: Mariana Moretti

11:00 Estilo Curiosité 0 Comments


La curiosidad es una aliada que ayuda a comunicarse con las personas desde otro lugar. Siempre hay algo en el otro que la dispara. Me gusta saber de sus logros y que me cuenten el esfuerzo que les significó llegar donde están. Las cosas buenas se contagian, y está bien que así sea!!

Mariana Moretti es profesora de Educación Física. Es una gran sobreviviente, pero me habla de su historia con una sonrisa, pensando en la infancia que vivió en su Río Cuarto natal.

Comienza a contarme que estudió toda la primaria y secundaria en el colegio Cristo Rey y se termina riendo. Le gana el recuerdo de cuando llegaron a 5to año, el último de cursado, y las monjas directivas de la escuela pretendieron prohibirles el tradicional viaje a Bariloche (que hacen la gran mayoría de los estudiantes de Argentina al finalizar esta etapa).

La escuela organizó la excursión a Puerto Madryn, Chubut, para conocer las ballenas. Pero un grupo de alumnas organizó por su parte el viaje a Bariloche y le dio al resto la posibilidad de elegir.

“Raquel, vos a qué viaje te pensas que fui? A Bariloche!!! Lógico!!”

Con sus propias palabras me dice claramente que la suya fue una infancia hermosa, feliz, siempre relacionada al deporte y que la recuerda con mucho cariño.

Ella y sus hermanos repartían sus vacaciones entre la casa de su abuela materna, en la localidad de Jovita, y la escuela de verano “Clemente”, en Río Cuarto. Esa colonia era muy especial para ellos porque estaba orientada a la competencia con otras de la misma ciudad.

Allí aprendió todos los estilos de natación y descubrió que se divertía más con los varones, porque con ellos el entrenamiento era más intenso. También se destacó jugando como catcher en béisbol y por su fuerza, la integraron al equipo de varones.

“Agradezco que siempre valoraron mi capacidad y ocupaba el lugar en que me destacaba.”

También hizo danza clásica, con dos hermanas como profesoras. Se mantuvo en las prácticas durante 7 años, aún sabiendo que no era tan buena en eso. Cuando su profesora salió de licencia, ella decidió dejarlo también, sintiendo que no sería capaz de alcanzar el nivel de sutileza en los movimientos que su nueva profesora le exigiría.

Se ríe mucho de sí misma recordando como, en las presentaciones de fin de año, ella siempre representaba tijeras y objetos más toscos mientras sus compañeras eran las flores.

“Mi infancia y mi vida están ligadas al deporte, al movimiento.”

Fue en su adolescencia cuando su vida se tornó más dura. Su mamá se enfermó de cáncer y, con ella, todos empezaron una larga batalla.

Mariana casi no compartía momentos con sus hermanos, buscaba siempre estar afuera, refugiándose en alguna actividad física que le permitiera despejar la mente. “Definitivamente no quería estar en mi casa. Fue tan triste, tan doloroso, que aún se siente.”

Fueron 5 años feos. Una tía se ocupó de su mamá y la llevó a Buenos Aires, para consultar con diferentes médicos. La relación entre sus padres no era nada grata y, en ese estado, afectaba demasiado a su mamá, por lo que Mariana y sus hermanos se unieron en un frente común y decidieron que su papá debía irse de su casa.

“Fueron momentos tristes y difíciles, pero jamás dejé de hacer deportes.
El deporte fue mi gran salvador.”

Siendo la mayor de 3 hermanos, toda la contención que recibía venía de parte de su abuela y el novio con el que salía en esa época. Junto a los deportes, fueron los pilares en los que ella se apoyó para sobrevivir a todo lo que estaba pasando.

Su mamá murió cuando ella ya estaba en la facultad de Educación Física, en Río Cuarto, la UNRC. Fue tanto el vacío que sintieron y la falta de su mamá, que los hermanos se unieron nuevamente. Esta vez para pedirle a su papá que volviera, pero terminaron viéndolo como un error. Eran muchas las discusiones, hasta convertirse en una situación insostenible, y prefirieron quedarse solos una vez más.

Todos los días, Mariana recorría 35 km en bicicleta para ir a la facultad, a la vez que trabajaba en una radio y daba clases de gimnasia. Así mantenía a su familia y pagaba sus estudios.

“El deporte te fortalece, porque no siempre vas a ganar. Es igual en todos los órdenes de la vida.
Es alegría, pero también disciplina, compromiso y mucha responsabilidad.”

Es muy clara y me lo dice sin ninguna duda. El contacto con el deporte y los valores que recibió de su mamá son los ejes con los que construye su vida.

Habiendo terminado la facultad, siguió capacitándose. Mientras trabajaba en la Municipalidad de Río Cuarto, viajaba a Córdoba todos los días para cursar kinesiología. Luego hizo el instructorado de Aerobics Center y comenzó a trabajar allí. Es la creadora patentada de los manuales de aerobox que utilizan hasta el día de hoy.

Sin animarse a abrir su propio gimnasio, 2009 fue un año de gran crecimiento para ella. Se incorporó al programa de televisión Planeta Aeróbico que se emite los sábados por Canal 12 de Córdoba y viajó por todo el país dictando diferentes cursos.

Poco a poco fue ganando mayores responsabilidades cuando le ofrecieron incorporarse a su equipo de ventas y realizar mejoras en sus instructorados y especializaciones. Fue un periodo de gran motivación personal y profesional.

Aún así, la vida volvió a enfrentarla con una etapa oscura cuando fallece su papá, también a manos del cáncer. Al estrés del trabajo se le suma el miedo por sí misma.

Recurrió primero al ginecólogo, y sus estudios no dieron bien. Debieron operarla de urgencia y 2010 se convirtió en un año de recuperación.

“Tuve que trabajar desde muy pequeña, nadie me daba nada. Sólo mi abuela nos ayudó mucho!!
Para nosotros es lo más grande y más querido.”

Decidió tomarse la vida con más tiempo, dar un margen para relajarse y disfrutar.

Un día decidió hacer un par de sesiones de masajes, porque sintió que su cuerpo lo pedía, y simplemente fue a un lugar cerca de su casa. Conversando con la dueña, descubre que venía de Jovita, el mismo pueblo de su madre. De la misma forma, el lugar estaba decorado de color violeta, el favorito de su mamá. Continúan charlando después de la segunda o tercera sesión y la mujer le cuenta que el centro de belleza estaba en venta.

Mariana no lo pensó mucho. Ese mismo día se lo contó a Mauricio, su pareja desde hace 9 años, y lo compró con los ahorros que tenía.

Así comenzó su vida laboralmente independiente. El centro fue creciendo y ella se rodeó de buenos profesionales. Hoy tiene su nuevo centro de gym y belleza, y sigue trabajando mucho!!!

Para Mariana la vida no fue fácil, pero el deporte fue su salvavidas. Sea gimnasia o deporte... el movimiento es salud y algo en lo que realmente creo. Dormís mejor, disminuye tu cansancio, mejora tu calidad de vida. Te sentís más segura con tu cuerpo y mejora tu humor.

Lo importante es la continuidad para crear el hábito, porque conociendo tu cuerpo podés hacer buen uso de él.

“El movimiento es salud. La estética, una consecuencia.”

Cuando hablamos de su estilo, Mariana lo define como “urbano chic” y declara que no le gusta lo clásico. Le encantan los detalles y no se apega a la moda sino que toma aquello que mejor va con su personalidad.

Le encanta salir a comprar con su hermana, pero al mismo tiempo es muy gracioso porque miran cosas completamente diferentes. Mientras ella busca las típicas vidrieras de mujer, Mariana va directo a las casas de Nike, Adidas y ropa deportiva. Se ríe de ella misma. “Mi mente ya está programada para visitar esos lugares, no puedo no hacerlo!!”

La interrumpo con una pregunta que no consigo retener. “Cuántos pares de zapatillas tenés??” y me responde sin poder parar de reír: “más de los que debería tener!!!!”

“Me gusta que todo mi look sea armónico y busco que los colores combinen entre sí, generando mi visión de belleza.”

Además de su centro de gym y belleza, tiene una línea de ropa con su nombre que lleva desde 2006 y vende en su local. Ella es quien la diseña y la confección se realiza en Córdoba. Todo de industria argentina. Es una producción pequeña pero con lindas piezas.

Para mantenerse, se cuida entrenando 45 minutos todos los días. Pero cuando puede, lo hace por más tiempo. Además, cuida mucho su piel y se realiza todos los tratamientos que su espacio ofrece.

No le gusta salir “a cara lavada”, sólo con un toque de make up, y se declara fanática de los perfumes. Siempre los lleva en su bolso, sin importar el tamaño!!

“Siento que tengo mucho para dar. Me siento feliz de mis logros y agradecida!!”

Mariana Moretti
Spa – Instructora Personal
www.marianamoretti.com.ar

Gracias Mariana!! Experiencias con Estilo se contagia y nos gusta contarlas para que eso suceda!!

-
Esta es otra historia que te puede despertar.
Quiero que veas opciones, para que consigas ese movimiento que tu cuerpo necesita.
Estamos a comienzo de año, construyamos salud y belleza!!
Vos cuándo comenzás a moverte??

También puede gustarte

0 comentarios:

Dejanos tu comentario!!