Opiniones

Todo Rotterdam

11:30 Estilo Curiosité 0 Comments


Es increíble como la expectativa de un viaje te llena de deseo e ilusión, verdad?? Esa alegría que te envuelve y parece estirar los minutos hasta el momento de embarcar!!

Este Octubre que pasó tuve la oportunidad de hacer un pequeño viaje por Europa con mi marido y conocer nuevos países. Y, como siempre, no veía la hora de compartirlo con ustedes y contarles todo lo que vi!!

Apenas llegamos al aeropuerto de Ámsterdam alquilamos un auto, pero la verdad que como copiloto no soy nada buena. Como guía, aún llevando el GPS, tampoco!! Soy demasiado distraída y curiosa!!

Todo quiero ver!! Soy como un avestruz. Mi cabeza quiere girar 360 grados para no perderse nada, pero es imposible!!

Así comenzamos esta aventura de transitar rutas europeas.

Nuestra primera parada fue Rotterdam, en los Países Bajos. Una ciudad portuaria situada al oeste, a unos 73 km de Ámsterdam.

Íbamos sin reserva de hotel. Así que las primeras (largas) vueltas fueron para buscar alojamiento pero, ya con esa pequeña vista, nos sentimos completamente atraídos por el lugar.

Para ellos, apenas comenzaba el otoño. Para nosotros, el frío se hacía sentir, y mucho.

Con todo el cansancio y el relax de una buena ducha, la cama nos llamaba, pero no resistimos salir a cenar y nos encontramos con un bellísimo restaurante italiano llamado Olivia.

Una comida de lo más exquisita y servida con una amabilidad increíble. Nos guiaron para regresar al hotel por un camino lleno de bares diferentes y locales de diseño.

Al despertar, el simple hecho de pensar en los desayunos de hotel me hace saltar de la cama lo más rápido posible. LOS AMO!! Esa variedad y el hecho de no tener que hacer más que servirme y disfrutar… Es un verdadero placer alimenticio.

Una vez listos, iniciamos oficialmente nuestro día saliendo a caminar en dirección al puerto, porque es lo que a nosotros nos gusta. Pero por cierto que es una ciudad ideal para recorrer en bicicleta a donde vayas. Hay tours organizados, planes para recorrerla y alquileres de bicicletas por todos lados.

Su puerto es el mayor en toda Europa y, durante muchos años, del mundo también. Tanto la forma de la ciudad como su historia giran en torno a él.

Nos dijeron que la mejor forma de admirarlo es dar un paseo por el río Mosa, y allá fuimos. Contratamos uno de los tantos tours que recorren los principales edificios históricos y modernos.

Para eso, el vehículo usado es un barquillo que se mece al compás del agua. Te relaja mientras disfrutas de las vistas. BELLÍSIMO!!

El puente de Erasmo es una cosa que no pasa desapercibida. Con 800 metros de ancho, es una vista impresionante. Una bella estructura de acero, de 139 metros en su parte más alta, cuyo nombre oficial en holandés es Erasmusbrug, pero a la cual sus ciudadanos apodan cariñosamente “el cisne”.

Si sos como nosotros y te gusta caminar, lo mejor es un calzado cómodo, porque este es un lugar donde los mismos habitantes y turistas te sirven de guías. Continuamente te pierdes y encuentras lugares que de otro modo no hubieses conocido!!

Así fue como llegamos a las Casas Cubo, diseñadas por el arquitecto holandés Piet Blom. Son, literalmente, cubos inclinados a 45 grados construidos en los años ’70, donde te dan la posibilidad de alojarte una noche. El conjunto de las casas forma parte de un puente peatonal por donde pasa una de las calles más transitadas de la ciudad. Imaginen la calidad de la construcción!! Lo más interesante es que su forma asimétrica fue diseñada para asemejar un bosque. Cada techo triangular representa la copa de un árbol.

Otro lugar que adoré conocer es Makhtal, el mercado de Rotterdam, tan grande como un estadio de fútbol!! Mientras escribo recuerdo sus jugos orgánicos, sus quesos y se me hace agua la boca. Siempre que paseaba cerca de ahí paraba a tomar alguno de ellos y comer sus canapés de salmón o alguna otra cosa. Imperdibles!! En ese lugar también encontramos una góndola completa de vinos argentinos.

Dejándonos llevar por el ritmo de sus habitantes, que es la forma en que nos gusta conocer, vimos pasar una serie de bicicletas completamente diferentes y, viendo que iban a algún lugar cercano, decidimos seguirlas.

Nos encontramos con una guardería o jardín maternal donde nos sorprendimos nuevamente al ver que los niños estaban a cargo de un hombre joven. Enfrente había también una plazoleta llena con otro grupo que jugaba alegremente.

De esa forma fue como descubrimos que esas bicicletas, llamadas Bakfiets, son las que usan los padres para llevar y traer a sus hijos, que se colocan cómodamente en esta caja similar a una carretilla ubicada en la parte frontal.

Muy cerca de allí, escuché un coro cantar y una iglesia se impuso a nuestros pies. Una iglesia ortodoxa de una arquitectura bellísima y con un inmenso órgano, muy imponente!!

De la misma manera, un lugar que me sorprendió profundamente fue la biblioteca. Tiene cinco pisos donde cualquiera puede entrar a disfrutar de sus libros, leer los diarios o jugar ajedrez en unos tableros enormes. Dentro de la misma, vi montones de chicos reunidos en un gran espacio destinado a libros digitales. Otro lugar increíble!!

Pero, como no podía ser de otra manera, también pasé por los locales comerciales. Allí nadie controla cuántas prendas llevas a los probadores ni ves personal de seguridad en los negocios. Sorprendente para nosotros, acostumbrados a vivir con ese tipo de cosas como regla general.

Nuestro plan original era pasar 3 días en esta ciudad, pero la seguridad y calidad de vida con cero contaminación que se respira allí nos tentó a quedarnos un día más.

Gracias a eso conocimos a Antonio, un chef Argentino radicado en Rotterdam. Oriundo de Mar del Plata, llegó a esta ciudad siguiendo su hobby, una maratón, y simplemente se enamoró. Aunque no fue fácil, decidió quedarse. Necesitó estudiar el idioma y revalidar su profesión, pero luego vino la aceptación y ahora es feliz viendo como el restaurante en el que trabaja es cada vez más reconocido.

Es fácil entenderlo al pasear por allí. La ciudad me cautivó y me encantaría volver. Quiero saber mucho más de su cultura y su forma de vivir. Al caminar, toda persona que te ve, te sonríe. La calidad de vida hace a las personas más felices!! ❤ ❤
-
¿¿Y ustedes??
¿Tienen algún lugar que los cautive?

También puede gustarte

0 comentarios:

Dejanos tu comentario!!