ExperienciasConEstilo

Vos podés elegir vivir mejor!! Mirtha Mendez

18:30 Estilo Curiosité 0 Comments



Probablemente ya hayan leído alguna vez que el año pasado fue muy difícil para nuestra familia... Pero la verdad es que sólo fue el (fuerte) remate de VARIOS años dolorosos. Y el inicio de todo estuvo en el diagnóstico de Alzheimer en mi papá.

El proceso completo es muy duro. Ver el desgaste, las pérdidas, las decisiones difíciles... y eso se suma a cualquier otro problema o dolor que podamos estar sufriendo en nuestra propia vida. Cuando es una persona que nos importa, es mucho para sobrellevar.

Por suerte para mí, una amiga se paró a pensar en los momentos tan tristes y estresantes que enfrentaba y me recomendó probar el curso de “El Arte de Vivir” que dicta Mirtha Mendez, aquí en Córdoba. Es un curso que combina trabajos de respiración con meditación. No sólo para relajarnos, sino también para enforcarnos correctamente y recuperar nuestra energía.

Al comienzo tenía algunas dudas de contarlo, no quería que pareciese que buscaba hacerle publicidad y faltarle el respeto. Pero la verdad, siento que me ayudó tanto que sería un error no compartirlo. Me siento muy agradecida de haber podido hacerlo.

Mirtha, mi instructora, es una gran persona. Nació en Asunción de Paraguay y es el fruto, como ella misma dice, de una pequeña tribu. Formada por sus padres y sus 6 hermanos.

Su historia comenzó con la presidencia de facto de Alfredo Stroessner en 1954. Sus padres rechazaron sus políticas y decidieron exiliarse en Argentina, pensando que sería cuestión de 2 ó 3 meses. Pasaron 35 años.

Durante ese tiempo, Mirtha comenzó la escuela primaria en Posadas, Misiones y luego, ya adolescente, volvió por dos años a Asunción, donde vivió con dos tías muy queridas, que en ese momento estaban solteras.

Sus tías la hicieron sentir una mujercita. Le enseñaron a cuidarse, maquillarse y embellecerse. Comenzó a participar en desfiles de modas... “Raquelita, cuántos recuerdos!!” me dice, y su rostro cambia. Sus ojos brillan y aparece una amplia sonrisa.

Vuelve a Posadas cuando sus tías se casan. Termina el colegio y cursa los dos primeros años de Ingeniería Química. Hasta enero de 1976, que se mudan a Córdoba a causa de la enfermedad de su hermana de 10 años. Diez meses después, ella fallece.

En Córdoba rinde examen para entrar a la Universidad y esta vez elige Ciencias Económicas. A partir del segundo año, comienza a trabajar como administrativa en diferentes empresas. Trabaja y estudia. Hasta que, terminado cuarto año, entra en crisis con la carrera, se desilusiona y la abandona.

Una vez tomada esa decisión, comienza una etapa de mucho crecimiento para Mirtha, personal y profesional.

A mi esposo lo conocí en 1982 en una fiesta de primavera, en la casa de un amigo en común. Nos hicimos amigos y no nos vimos más por muchos años!!
En marzo de 1987 nos volvimos a encontrar, en una parada de colectivo. Nos hicimos nuevamente amigos y ocurrió algo muy tierno en septiembre de ese año. (…)
Nos pusimos de novios y nos casamos el 15 de Abril de 1989.”

Este año cumplen 28 años de casados.

En lo profesional, su progreso económico importante comienza durante su trabajo en una empresa de seguros. “Toda la oficina disfrutaba de ese bienestar. Era un equipo de trabajo muy lindo”, recuerda.

En 2002 (momento difícil para la Argentina) esa oficina cerró y todos fueron despedidos. Al mismo tiempo, su esposo quedó sin trabajo también y con un crédito del Banco Hipotecario por pagar.

“Fueron momentos muy difíciles para los dos”.

A partir de este punto, con todos estos problemas económicos y laborales, el estrés se convirtió en un peso constante. Se aferró mucho a Dios, tras la necesidad de sentirse amparada y protegida. Aún así, en 2006 llegó a un punto donde no lograba superarlo. Sentía una presión en el corazón y que su mente se iba cerrando, una asfixia que la ahogaba… y comenzó a buscar una salida.

Recurrió primero a libros de autoayuda. Louise Hay con su título “Usted puede sanar su vida” la llevó a los pensamientos de recuperación. Luego, Wayne Dyer con sus libros “Tus zonas erróneas”, “El poder de la intención” y su película “El cambio” terminó por colocarla en el camino a la fortaleza espiritual. Juntos, se convirtieron en el despertador que dio nuevo motor a su vida.

Trabajando en estas técnicas que iba conociendo, sintió que debía prestarle más atención a su respiración. La curiosidad la llevó a querer mayor información y así inició su búsqueda personal.

“Recorrí todos los centros de yoga, pero no logré encontrar algo que me convenciera.”

Aún recuerda como si fuese hoy el domingo 6 de Julio de 2006, cuando sale un artículo en la revista Rumbos. Su esposo es el primero en leerlo y le dice “encontré lo que tanto buscás”.

Lo primero que hizo fue leerlo. Lo segundo, investigar en Internet. Así descubrió al Sri Sri Ravi Shankar, su organización humanitaria “El Arte de Vivir” y los cursos que dictan de respiración y desarrollo personal en más de 150 países.

Esperó al lunes y llamó directamente a Buenos Aires para pedir información sobre su curso, el Sudarshan Kriya. La respuesta fue que en breve lo estarían dictando en Córdoba, así que le avisarían para que pudiese incribirse. (Nunca lo hicieron)

Ese mismo mes, aparece un artículo, mínimo, en el diario informando la llegada del curso a nuestra ciudad. Llama, se inscribe con tres amigas y comienzan pocos días después.

“Estaba tan agotada que lo único que quería era sentirme mejor. Ese era mi mayor deseo!!”

Después de tomar las clases y hacer las prácticas durante el día, necesitaba creer que era cierto, que lograría sentirse mejor. Llegó a la parte II en septiembre y en octubre, meditación. Siguió avanzando, comenzó a realizar servicios dentro de la organización y a asistir a los instructores que venían de Buenos Aires. No había instructores locales todavía.

Completó sus cursos adicionales durante el final de 2006 e inició 2007 con otro avanzado en Buenos Aires.

“Fue una experiencia increíblemente hermosa.
Viví todo intensamente. En cuerpo, mente y espíritu.”

Comenzó a mejorar. Profundizó su conocimiento y sintió que todo le daba lugar a una gran introspección. Por eso está convencida de que la transformación de las personas se logra primero a través de un estado de paz interior.

“Cuando tu mente está convulsionada por todos los sucesos externos
no tenés la capacidad de verte a vos mismo.”

En 2008, recibe la noticia de que Ravi Shankar estaría en Buenos Aires. Al ver su mejoría, su esposo le dice “me parece que hay algo que me estoy perdiendo”. Hace el curso también y deciden viajar juntos.

Se encuentran con una experiencia brillante para ellos y el anuncio del primer instructorado en latinoamérica. Mirtha recibe una invitación y hacía allí se encamina.

Viajó a Perú en Septiembre de ese año. Fueron 23 días intensos en el Convento de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul, bajo la atenta guía de la instructora Rajshree Patel. Eso la habilitó a dictar el primero de sus cursos.

En 2009 realiza otro entrenamiento junto a la estadounidense Joan Goodrum, quien influyó en su crecimiento, y experimentó cambios muy profundos junto al Swami Pragyapad, instructor de “El arte del silencio”.

Ya con esta preparación en Perú, sintió que tenía el puntapié para transmitir su conocimiento en Córdoba. Dio sus primeros pasos con niños, luego con adultos.

“Los niños llenan todo mi ser con su frescura e inocencia!! Son mis primeros amores.
Empecé y fui muy feliz con ellos.
El desafío de dar el curso a adultos también fue hermoso!!”

Sintió la necesidad de pasar esta herramienta, enseñarnos el camino para conectarnos con nuestro interior, resaltando el notable efecto que provoca la respiración a consciencia.

Cuando estamos en estado de dicha, sólo disfrutamos, ni siquiera notamos que respiramos. En cambio, las emociones negativas consumen nuestra energía y nos llevan al estrés. Respirar a consciencia nos saca de ese estado.

Ese es el punto en que hace hincapié esta técnica. Usar esta fuente de energía natural que todos tenemos, aprovechando ese nexo como una via para manejar nuestras emociones. Así es como la respiración ayuda a aliviar el estrés y la depresión.

Para este momento, ya son muchos los estudios médicos que han reflejado los beneficios de esta técnica.

Que la sociedad de hoy viva de esta forma tan estresada, no quiere decir que sea la única posible. Por más que muchos lo acepten como normal.

Este curso se puede hacer en cualquier momento. Lo importante es que busques un espacio en tu vida para sentirte mejor y lo practiques.

En occidente nos hemos acostumbrado a que los cambios deben venir de afuera hacia adentro, cuando es al revés. Los cambios duraderos sólo se dan de adentro hacia afuera.

“Desde el año 2006 me tomo el tiempo para meditar y hacer los ejercicios de respiración diariamente. Mi vida cambió, es más completa, porque puedo disfrutar de todo.
Agradezco continuamente por las cosas buenas que me suceden y por las no tanto.
En la vida todos son eventos. Vos determinás qué aportan cada uno. Cuáles te traen más sabiduría y cuáles son para dejar pasar.”

En ese sentido la experiencia con niños le resulta fantástica, porque los encuentra muy expresivos, naturales, libres y espontáneos. A diferencia de generaciones anteriores, donde aún eran muy reprimidos.

La respiración sucede en el aquí y ahora. Eso ayuda a que tu mente se enfoque en vivir el presente, que es lo único que existe. Lo que pasó, ya pasó, nunca más volverá, y el futuro es incierto. No lo conocemos.

“La belleza ocupa un lugar importante en mi vida. En todo hay belleza.
El cuidado de uno mismo es necesario y muy importante.
Creo que es ahí donde empezás a amarte.”

Por eso me cuenta que desde muy joven comenzó a cuidar su piel, su rostro, igual que sus hermanas. De su mamá heredó la costumbre de usar siempre un toque de labial.

De la moda, dice que toma lo que le sirve y le da comodidad. Prefiere lo clásico y sencillo. En cuanto a colores, es de los pasteles. Aunque reconoce que últimamente se ha vuelto más colorida y se cuida más que antes.

Fiel a su espíritu, Mirtha se está iniciando en un nuevo emprendimiento que le da felicidad y coloca toda su motivación para abrirse camino a paso firme en su aspiración de ser líder.

Así, con toda sencillez, intenta ayudar y guiar a personas como yo, para que aprendamos a sacar la cabeza del agua antes de ahogarnos. A encontrar el justo equilibrio de las cosas y reconciliarnos con aquello que no podemos controlar.

Mirtha Mendez, instructora de “El Arte de Vivir”
Tel.: (+54) (0351) 156545692
e-mail: mirtha.aol@gmail.com

-
Gracias Mirtha!! Agradezco todo tu tiempo y enseñanza.
Para quienes me leen, no importa el lugar donde estén. Hay gente que puede ayudarnos!!
Cariños a todas!!! Me encanta que volvamos a estar en contacto!!!!!!!

También puede gustarte

0 comentarios:

Dejanos tu comentario!!