Compartir,

Un estilo personal

11:00 Estilo Curiosité 0 Comments


Un par de semanas atrás, realicé una sesión de fotos con Coral Aoki. Una joven fotógrafa cordobesa con un ojo estético muy interesante.

Siendo sincera creo que, al momento de planificar el trabajo que haríamos, lo que más consideré fueron los lugares que quería mostrarles, antes que una inspiración concreta.

No es ningún secreto mi debilidad por lo vintage y retro. Si bien normalmente no los aplico a todo el visual, sino que prefiero reservarlo a un detalle. Un destaque que realce las prendas como conjunto.

Esta vez no pude resistirme al contraste de estos colores y texturas contra la sólida claridad de estos predios. Amé el resultado de este concepto.

Por lo general, lo que más me atrae son los géneros, la feminidad de los años ’20 y ’50, la seducción latente en los detalles. Tan sólo buenas telas, ricas al tacto y un poco de piel.

Lo importante es entender que la ropa es un juego. Mi cuerpo y el tuyo son herramientas, nos permiten hacer muchas cosas, y está en nosotras embeberlo de un poder personal. Por eso nuestro estado de ánimo influye mucho en las elecciones de cada día.

En mi caso, me siento más identificada con esta generación actual, donde las imperfecciones se aceptan con mayor naturalidad, se explora la libertad y la creatividad. Sinceramente, creo que es el siglo más creativo de la historia.

Es en este momento, que me permito ser mas “yo” que nunca. Tal vez sea una cuestión de la edad, pero me cuesta creerlo. Quien me conoce sabe que siempre fui así.

Eso sí, no voy a negarlo, alguna vez la carencia me llevó a recurrir a la exageración para llamar la atención y me escondí bajo la ropa. Hoy no visto más que mi verdadera esencia.

Esto es una pequeña muestra de lo que soy, lo que puede hacerse volcando nuestro espíritu en algunas prendas.

Lentes: Mykita, amor a primera vista y de increíble tecnología.
Campera: DC-10 vintage, un feliz redescubrimiento.
Gorra: Bailey of Hollywood, de estilo inglés, un préstamo de otro armario.
Remera: Jazmín Chebar, de algodón, un regalo de mi madre.
Pollera: Massimo Dutti, aires de mi época amada.
Zapatos: Sibyl Vane, los elijo una y mil veces más.
.
Ph: Coral Aoki, ojo cordobés y multicultural.

También puede gustarte

0 comentarios:

Dejanos tu comentario!!